Soluciona, el mañana lo hago-September Issue-

Hay un fantasma con el que muchas personas luchamos todos los días y se llama procrastinación.

Por definición la procrastinación es el hábito de postergar todo. Para que sea más claro dejamos de hacer lo verdaderamente importante por cosas que no tienen sentido ni objetivo.

Aunque la palabra suene complicada de pronunciar el problema va más allá ya que según las estadísticas actualmente se estima que una quinta parte de los adultos procrastina y la mitad de los estudiantes también lo hace.

Haz las cosas hoy.

No existe una razón por la que las personas procrastinen, de hecho depende mucho de la cultura de cada persona, así que esto da pie a que las razones por las que procrastinamos sean tan diferentes como cada persona en el mundo.  Aunque no tengamos causas generales por las cuales procrastinamos si existen razones generales por las que puedes estar haciendo esto.

  1. Autocompasión. Esta comprobado que las personas que se tienen menos autocompasión se estresan más cuando hacen alguna tarea que creen compleja por lo tanto dejan las cosas para otro momento.
    1. Solución: Se más amable contigo y háblate bonito. Debes entender que eres un ser humano común. Trata de ser un alentador en lugar de un duro crítico con tu persona.
  2. No copies ejemplos. Lamentablemente como muchas cosas en la vida las hemos aprendido de los que tenemos cerca y procrastinar es una de ellas. Las personas a tu alrededor casi siempre aplicaban la de “mañana lo hago, no pasa nada”.
    1. Solución. Acepta las consecuencias negativas que te puede traer seguir esos modelos y busca nuevos modelos a seguir.
  3. No lo sabes. Las personas que procrastinan piensan que no son bueno para una cierta tarea por lo tanto la hacen a un lado y ni siquiera lo intentan.
    1. Solución. Si una tarea es compleja para ti intenta aprender a hacerla mejor o busca un curso o algo que te ayude a mejorar. También puedes cambiarte tus ideas de no puedo por ideas de al menos lo voy a intentar.c0580672_640167936098264_2806561667622903705_o
  4. Programado. Cuando estas frente a la tarea que tienes que hacer y de entrada ya vas con cara de por qué yo. Es el típico momento cuando dices ahora si voy a empezar a hacer ejercicio, pero ya vas con la idea de que ese ejercicio que te dispones a hacer no te gusta; con esa actitud seguro no terminas la semana.
    1. Solución. Ponte retos y abre tu mente nunca sabes que puedes sacar de esa experiencia que no te gusta.
  5. Tiempo. Programa bien tus tiempos cuando vas a realizar esa tarea que has estado postergando durante los últimos meses. El saber cuánto tiempo vas a tardar en terminarla te va a ayudar a que no la dejes si dura más de lo esperado.
    1. Solución. Cuando termines la tarea prémiate. Debes tratar de empezar lo más pronto de tu hora establecida, así vas a acabar antes y te sentirás mejor.
  6. Más presente y menos futuro. Tener corto alcance de hedonismo produce que tengas más frustración porque te la pasas pensando en las recompensas del futuro y no en las del presente.
    1. Solución. Enfócate en lo que te va a dejar la tarea en el presente, si valoras más el presente tendrás menos frustración si es que no consigues lo que quieres en un futuro cercano.
  7. Tiene que ser perfecto. Cuando el perfeccionismo se pone entre esa tarea y tú lo único que lograras es estar pensando en los estándares que debe tener esa tarea y nunca vas a hacer nada.
    1. Solución. Hazte a la idea de que la perfección no existe y nunca existirá, eres un ser humando así que olvídalo. Ponte a pensar cuantas veces según tú hiciste las cosas perfectas y pregúntate si funciono realmente.
  8. Depresión y ansiedad. La depresión y ansiedad por si solas producen que dejes todo para otro día. La depresión por su propia naturaleza hundida no te deja moverte y la ansiedad porque te la pasas pensando en el cómo será en lugar de pensar en el cómo es.
    1. Solución. Acércate con un especialista porque la depresión y la ansiedad no solo no te dejaran hacer cosas, dejarás de vivir tu vida.
  9. Intolerancia. Tener poca tolerancia te va a llevar a que dejes la tarea a la mitad porque si las cosas no te salen como quieres o esperas te vas a frustrar y terminarás botando todo a un lado.
    1. Solución. Busca la manera de amarrarte a esa actividad y encuentra una recompensa en ella. En estos casos deberás pensar en lo que vas a ganar en el futuro, si haces lo que no te gusta y además también haces lo que te encanta podrás equilibrarlo.

 

Dejas las cosas que tienes que hacer a un lado no te lleva a ninguna parte, de hecho puede complicar tu vida y traerte problemas. Debemos aprender que los pretextos en nuestra vida no tienen espacio y que debemos hacer lo que tenemos pendiente  aunque no nos guste, y no porque no te guste te amargues, más bien encuentra un lado amable de las cosas y diviértete.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s