#TodoBienHastaQue #ColumnaDeLosViernes

Y así de fácil  estoy a dos años de cumplir 30. Cuando tenía 21 todo parecía tan lejano que difícilmente me preguntaba ¿Qué pasaría si llegaba a los 30?

Ahora no solo me lo pregunto también me preocupo, pero es que #TodoBienHastaQue me empecé a percatar que los 30 no solo no están lejos, sino que están a la vuelta de la esquina.

Si lees esta columna y tienes menos de 25 es posible que ni siquiera termines de leerla pero si ya estas rebasando los 27 seguro te vas a identificar conmigo.

Hace aproximadamente 15 días salí de noche a ver cantar a Natalia Sosa y justo en ese momento en el que los pies te duelen y ya no aguantas estarte desvelando hasta las 5am en el antro es cuando te das cuenta y dices ¡Estoy a nada de los 30!

Claro, después de darme cuenta que estoy cerca de los 30 empiezan todas las quejas que puedo tener sobre diversos temas, como decir que el dinero ya no alcanza para salir borracho de un antro a las 6 de la mañana, también te avientas unas como decir que las generaciones nuevas están expuestas a muchos riesgos y demasiada información, como si nosotros en los 90 no tuviéramos también nuestros issues.

En los 30 ya tienes que empezar a preocuparte por cosas realmente importantes como tener tu propio patrimonio, aunque por dentro te mueras por irte a Europa de mochilazo, debes preocuparte por administrar bien tu dinero porque si vives solo posiblemente pagar las facturas como la luz y el agua son prioridad antes de irte al cine.

Además no sé si soy el único que maneja niveles de ansiedad muy altos por pensar que ya casi llego a los 30 y no he hecho nada prácticamente, y como ahora muchos se hacen millonarios antes de los 25 pues de inútil no me bajo y lo peor es cuando comienzas a darte cuenta que todos estos niños que se están haciendo ricos en sus 20 son de otra generación, ósea los milennials estamos quedándonos atrás.

Pero afortunadamente después de mucho pensar las cosas y aceptar otras tantas me doy cuenta de que no es tan malo llegar a los 30, aunque pareciera que todo mundo se está volviendo emprendedor y yo sigo batallando para brillar en el trabajo, no todo es tan malo como a veces creo que es.

Así que después de mucho pensar y de asumir algunas cosas que son inevitables como el paso del tiempo, puedo decirles que sí habrá vida después de los 30 y que no todo es tan oscuro como parece. Porque una vez que me miro al espejo veo a un hombre de 28 años que ha luchado por lo quiere y que difícilmente cuando se le mete una idea en la cabeza la suelta, sí soy un millenial orgulloso de vivir en una generación llena de información, llena de estímulos y sobre todo sin límites; donde puedes soñar tan alto como quieras.

Soy Reynaldo tengo 28 años, tengo un trabajo de tiempo completo de Lunes a Viernes y además trato de sacar adelante un proyecto importante, duermo, casi como todos ustedes, 5 horas diarias, como mal y a deshoras (aunque juro que me cuido), tengo mil cosas que hacer en mi cabeza y otras tantas en mi correo electrónico pero nada me gusta más que compartir estos 5 minutos que puedes tardar en leer mi columna, así que bienvenidos a la #ColumnaDeLosViernes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s