Uso el NO a mi favor. #ColumnaDeLosViernes

Si les contará cuantas veces escuche en mi vida la palabra NO esta columna sería demasiado larga y podría convertirse en algo aburrido.

Tengo recuerdos de varios NO en mi vida, pero el problema no es que tenga los recuerdos, el problema es que algunos me los sigo creyendo.

Y es que toda la vida desde que somos muy pequeños nuestro entorno se encarga de irnos metiendo en la cabeza lo que debemos creer y lo que no, entonces sin darnos cuenta llegamos a los veintes creyendo toda la maraña de historias que nos contaron y todos los NO que nos dijeron.

Desde que tengo uso de razón siempre fui muy cercano al arte, al baile y a estar arriba de un escenario y también desde que tengo uso de razón he escuchado mil pretextos por parte de todo mundo diciéndome cosas para no dedicarme a lo que realmente me gustaba. Los NO que escuchaban eran algo como esto:

¡Actor no, en esta familia se debe estudiar una carrera! Como si estudiar una carrera me fuera a salvar de un pésimo salario y de medio vivir.

Quiero entrar a tomar clases de canto ¿Puedo? Esta frase la dije en mi vida varias veces y la respuesta siempre fue la misma ¿Para qué quieres cantar en ese ambiente te tienes que acostar con alguien para poder tener éxito?

Y como ya les dije puedo seguir contado muchos ejemplos pero como mi objetivo no es hacerme la victima de nadie no contaré más.

Durante toda mi vida voy a seguir escuchando personas que me van a decir que los sueños que tengo están mal, que estoy loco, que mejor me dedique a otra cosa o lo que es peor que me digan ¡Yo a tu edad ya estaba haciendo esto o aquello!

He aprendido que las criticas existen siempre y que la gente a mi alrededor siempre cree tener la razón y se sienten con el poder suficiente para manejar mi vida pero contrario a lo que piensan sus críticas y sus NO solo me fortalecen.

Después de aprender a lidiar con las críticas lo mejor que hecho es romper con ciclos y cadenas de malas ideas y malos hábitos y así quitar de mi vida lo que no me funciona, aun cuando me hayan querido educar bajo esos parámetros.

Ahora casi a mis treintas he aprendido a usar la palabra NO a mi favor porque cada que escucho que alguien si quiera intenta querer meterme su idea o externar su crítica lo mejor que puedo decirme es ¡No, ese no eres tú!

Yo ya NO soy el niño de ocho años que cuando le dicen NO a algo que sabe que lo hará feliz lo deja por la paz, ya no permito que las personas de mi entorno me critiquen para mal, ya NO dejo ni de chiste que alguien se burle de mis sueños.

Y no quiero despedirme de ti de una forma tan dramática, solo quiero que sepas que no importa la edad que tengas y lo mucho que la gente quiera aplastarte siempre defiende lo que quieres y lo que sueñas porque los demás no van a vivir tu vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s