¿A qué huele el amor? Por fin lo descubrí #ColumnaDeLosViernes

concept-1313755_960_720

Eran casi las 7 dela noche y venia regresando de mi trabajo (sí además de escribir, tengo un trabajo en una oficina) y me puse a pensar sobre que iba escribir en la columna de esta semana y como si se tratará de una gran idea me llego a la mente un tema en el que casi me hago experto.

Hoy a mis casi 30 años creo que he pasado por suficientes experiencias, buenas y malas para poder diferenciar un amor apestoso y un amor que huele rico.

Podría escribirles una columna con pelos y señales (e incluso nombres) pero el mensaje que quiero que comprendan es que después de varios raspones pude comprender a qué olía, a qué sabia y sobre todo cómo se veía un buen amor.

Antes de poderles contar a que huele un buen amor es importante para mí hacerles saber a qué huele un amor apestoso.

Tenía 24 años y me había enamorado (según yo) de alguien que sabía muy en el fondo de mi corazón que lo único que conseguiría estando en esa relación era que me hicieran daño, pero hice todo lo que estuvo en mi poder para callar a mi voz interior y continuar hacia el desastre. Cuando oigo a la gente hablar que aman a alguien con locura y con una pasión desenfrenada ganas no me faltan de decirles que si amas con locura, la locura misma se encargará de cobrarte la factura después. Y así fue, ame con locura y con una pasión desenfrenada y pagué la factura.

Cuando comprendes que lo que rápido viene rápido se va, es cuando decides quitarte todo el drama de encima y vivir tus emociones de una manera responsable, y así fue como lo hice.

Después de mucho trabajar con mis emociones y sobre todo de aprender a conocerme pude decidir qué es lo que no quiero y lo que sí quiero de un amor pero sobre todo fue en ese momento cuando supe por fin como tendría que oler un buen amor.

Aunque tengo claro que cada quien vive el amor desde su trinchera sé que existen cosas generales que pueden describir a un amor que huele rico y esas cosas son las que quiero compartirte.

Los buenos amores son relaciones que se trabajan todos los días, son relaciones que han pasado la etapa de la química del enamoramiento y viven desde el amor. Comprendí que vivir desde el amor no quiere decir que me la paso viendo elefantes rosas por la calle. Vivir desde el amor es comprender que el amor tiene también sus lados oscuros y tienes dos opciones o también amas esas oscuridades o simplemente te alejas. El olor que tiene un buen amor nace del compromiso y del respeto por la persona con la que compartes este sentimiento.

Cuando logré por fin reconocer como olía un buen amor supe que los amores que huelen rico son esos amores que están más allá de las peleas, mas allá de la cursilería y sobre todo más allá de la locura, incluso estoy consciente de que un amor que huele rico está más allá del tiempo y no por eso tiene que ser para toda la vida.

No hay recetas que te ayuden a crear el perfume de un amor que huela rico. Lamento informarte que la receta la vas a descubrir con el tiempo y con la experiencia pero te aseguro que al final habrá valido la pena oler unos cuantos amores apestosos para encontrar un amor que huela rico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s